Errante extraordinario

El errar es un estado de ánimo así como un acto físico. Puedes elegir adoptarlo siempre que lo necesites. Implica una inmersión plena en la situación en curso, una disposición a estar abierto a lo que surja, a lo que te encuentres en cada momento. Es existir en un estado de ingenuidad en el sentido más genuino del término, sin presuponer nada sobre aquello que observas.

Puedes olvidar por un tiempo a la persona que se supone que eres y llegar a ser aquél que eres en realidad, sin el lastre de los deberes, las obligaciones y las recriminaciones. Errar es acceder a tu verdadero yo.